Senador Pugh apunta a reformar el Sistema de Inteligencia del Estado con los cambios que Chile necesita

  • “Nuestra Ley de Inteligencia no está a la altura de lo que tenemos que tener”, sostuvo el parlamentario, insistiendo que es fundamental reformar la Ley.

 Tras los hechos de violencia que se han acaecido en nuestro país en las protestas sociales de las últimas semanas, la mejora del Sistema de Inteligencia del Estado la Agencia ha sido parte de la agenda.

Tanto así, que desde el Senado, se está buscando acelerar el proyecto de reforma del sistema y de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), donde la Comisión unida de Seguridad y Defensa ya ha comenzado a debatir la idea de reformar de una vez por todas el sistema de inteligencia nacional.

“Nuestro sistema no está bien integrado y la Agencia Nacional de Inteligencia no tiene suficientes atribuciones, no tiene facultades ni capacidad de poseer agentes. Por eso, es inconcebible un Estado que no tenga la capacidad para anticiparse o desactivar grupos violentistas de esta connotación. Esa es la primera pregunta que tenemos que hacernos y si esa respuesta es no, debemos cambiar la Ley. Tenemos un problema. Hoy la ley no ha estado a la altura y no ha permitido a los organismos coordinarse y anticiparse”, sostuvo el senador Kenneth Pugh en diálogo con Radio Valentín Letelier.

Asimismo, el parlamentario por la Región de Valparaíso fue enfatizó en establecer que, dado los últimos hechos y tras un análisis, se está comenzando a formular mejoras, siendo fundamental cambiar la Ley actual.

“Nos estamos haciendo cargo de los problemas. Hemos detectado los errores y debemos corregir nuestra ley, proteger nuestro Estado de Derecho, dar garantías, mejorar los controles. Los sistemas de inteligencia no son concebidos para tener a un “gran hermano” que nos esté espiando a todos, son precisamente para resguardar a las personas y la infraestructura crítica.  Esas son las métricas y el tema es la calidad de la ley. Tener un chile en paz porque respetamos el orden público, nos permite hacernos cargos de esas personas que se lo quieren alterar. A esos grupos hay que buscar y condenar. No más violencia”.

Finalmente, Pugh remarcó que “si podemos debatir y ponernos de acuerdo vamos a resolver esto”. No obstante, reconoció que la Ley no está a la altura de lo que Chile necesita.

“Nuestra Ley no está a la altura de lo que tenemos que tener.  No tenemos capacidades adecuadas de inteligencia del Estado, que nos garanticen a todos vivir en paz, con capacidad para anticiparse y determinar que grupos se están coordinado para generar una alteración el orden social o destruyan la paz. Debemos mejorar y perfeccionar nuestro sistema actual, que no ha estado a la altura de los eventos”.